LEJOS DEL KM 200

Elisa López Madrid: "El Erasmus es una experiencia única, es aprender a desenvolverte sola porque papá y mamá no están. En definitiva, es un regalo"

Elisa López Madrid es una valdepeñera de 20 años que actualmente está cursando estudios de Erasmus en Maynooth, un pueblo cercano a Dublín (Irlanda), en el condado de Kildare. Estudia la carrera de Traducción e Interpretación en la Universidad de Alicante (Universitat d´Alacant, UA), donde se especializa en inglés, aunque también cursa alemán, ruso y catalán. Con ella hemos hablado porque está Lejos del Km 200.

Elisa 1 (Copiar)

¿Por qué estás en Maynooth y hasta cuándo?

Bueno, la verdad es que estoy en la Universidad de Maynooth porque no podía no estar aquí. Desde que mi universidad ofertó las plazas para participar en el programa Erasmus supe que tenía que venir a la isla esmeralda. Los bosques, los lagos, los bares, el ambiente, pero sobre todo la cercanía de la gente me tiene enamorada desde el primer minuto, y me seguirá teniendo hasta que termine el año académico, que es cuando regreso a mi Valdepeñas.

¿Crees que ha sido una buena elección?

Creo que ha sido la mejor elección. No solo por tener que quitarte todo el follón que supone tener que cambiar de moneda, que no es poco, sino porque me he sentido muy abrigada desde el principio. Además, la Universidad de Maynooth es, bueno, es una locura, parece sacada de un cuento: los jardines, los edificios antiguos, la iglesia en el centro del campus, todas las flores y la vegetación, el estanque con los cisnes…De hecho, ahora está especialmente bonita, porque las hojas de los árboles están empezando a cambiar y las fachadas de los edificios tienen tonos naranjas, verdes y rojizos. Sin embargo, no solo me tiene enamorada esta universidad por su estética, sino también porque los profesores son muy buenos profesionales. El método de estudio que siguen aquí es mucho más dinámico que en España, al menos en lo que a aprender un idioma se refiere: nos hacen hablar, que creo que es lo principal, nos ponen muchos audios, aprendemos con trabajos y lecturas…No siguiendo un libro a rajatabla. Además, en la universidad tienes la posibilidad de formar parte de “sociedades”, que son una forma genial de conocer gente, hacer excursiones, practicar un deporte y, de paso, mejorar el idioma.

¿Qué tal te manejas con el idioma?

Sinceramente, no he tenido muchas dificultades porque en la universidad lo practicábamos bastante, aunque también me ha ayudado ver alguna que otra serie en inglés o escuchar música inglesa, la verdad. Sin embargo, algunos irlandeses tienen un acento muy marcado y es complicado entenderlos, pero supongo que todo es hacerse.

¿Son muy diferentes los ciudadanos de allí a nosotros?

La verdad es que no sabría qué decirte, porque hay bastantes cosas en las que nos parecemos y otras muchas en las que somos completamente distintos. La gente en Irlanda es muy cercana, siempre se está riendo y no se pierde una buena fiesta, como nosotros. Sin embargo, sí es cierto que les falta nuestra “pillería” española.

¿Cuál es tu rincón preferido de la ciudad?

Al ser Maynooth un pueblo pequeño no hay mucho donde elegir, pero por Dublín y alrededores hay sitios preciosos, como el castillo de Malahide, el St. Stephen Park, el famoso Temple Bar, o todos los museos que hay por la capital, que no son pocos. Sin embargo, si te gusta la arquitectura, la iglesia de St. Patrick, situada en pleno campus, es una maravilla, o si te apetece salir un fin de semana por el pueblo en vez de coger un bus hasta Dublín también hay muchos bares de música en directo que no están nada mal o una discoteca donde nos juntamos bastantes Erasmus que es una pasada.

¿Qué es lo que más echas de menos de Valdepeñas?

Mi familia, vamos, es que ni me lo pienso. Pero también echo muchísimo, muchísimo de menos a todos mis amigos, a cada cual más desperdigado por la península. Y las tapas, una cervecita (barata) al solecito en la terraza del bar de siempre o las croquetas de mi madre. ¡Ay!, como echo de menos las croquetas de mi madre.

¿Qué piensa tu familia de tenerte tan lejos? Y si van a verte o vendrás tú más.

Cuando llegué aquí vine con mis padres porque, como dice mi madre, si no iban en ese momento no verían Irlanda nunca. Sin embargo, por desgracia solo se quedaron unos tres días, por lo que ya hasta Navidad no nos veremos.

A mi familia le da pena, claro, pero saben que estoy muy bien aquí y que es una experiencia única. Además, hablamos bastante así que supongo que se alegran por mí.

¿Por qué crees que cada vez más jóvenes os vais fuera, en este caso a estudiar?

En el caso de carreras como la mía en la que lo importante es el idioma irte de Erasmus es casi obligatorio, pero una obligación que repetiría mil veces. El Erasmus es una experiencia única, no sabría explicarlo, tienes que estar en otro país para entenderlo. Es conocer gente que de otra forma no habrías conocido nunca, es viajar y no parar quieto en el mismo sitio, es meterte de lleno en una cultura y un idioma totalmente distinto, o aprender a desenvolverte sola totalmente porque papá y mamá y no van a estar con un billete de tren para ayudarte. Es, en definitiva, un regalo.

Con mi familia en Dublín

Elisa 3 (Copiar)Parque natural en Gales

Elisa 2 (Copiar)

Malahide

Elisa 4 (Copiar)