LEJOS DEL KM 200

Raúl Sevilla Pozo: “Echo de menos sentarme en la Plaza o en la Plazoleta Balbuena con mis amigos, ir andando a todos sitios y sobre todo las croquetas de mi madre”

Seguimos conociendo a valdepeñeros que están Lejos del Km 200, su forma de vida, el porqué de estar fuera de su ciudad natal y detalles de quienes un buen día decidieron, por unos motivos o por otros, hacer las maletas y buscarse la vida en otro país o en otra ciudad. Esta semana, conocemos a Raúl Sevilla Pozo, un valdepeñero de 28 años, afincado en Londres y Técnico Superior en Sonido.

Raúl Sevilla Pozo Km 200 4 (Copiar)

¿Qué te llevó a dejar de vivir en Valdepeñas?

En un primer momento los estudios y a partir de ahí no he parado de viajar buscando nuevas experiencias, conociendo a gente nueva, nuevas culturas y diferentes idiomas.

¿Por qué elegiste Londres como ciudad para vivir?

Es la “capital” europea del cine, la televisión y la música, con lo cual es la ciudad ideal para mí, donde puedo desarrollar mejor mi carrera y aprender de los mejores profesionales, que también están aquí. Las oportunidades de trabajo y éxito en mi campo de trabajo son muy grandes y casi infinitas. A parte también había estado varias veces antes de venir a vivir y siempre había tenido una muy buena sensación, sabía que tenía que vivir aquí algún día.

¿A qué te dedicas en tu nuevo lugar de residencia?

Trabajo en un estudio de Post producción de televisión y cine,  Clear Cut Pictures, como asistente de edición (video y sonido), Operador de VTR y control de calidad de programas para BBC, Discovery Channel 4, etc. También trabajo en el sonido de cortos y otros proyectos que van saliendo en mi tiempo libre.

¿Cuál es tu rincón preferido de Londres?

Mi rincón preferido, aunque más que un rincón es un pasillo, es sin duda el Támesis, especialmente con buen tiempo. El río es el centro de todo en Londres, cuando sale un poco el sol, y podría pasarme las tardes en muchos de sus pubs o paseando por la gran cantidad de caminos que tiene (Southbank, Hammersmith, Greenwich, Barnes, London Bridge, etc). Quizás mi segundo rincón y donde me pueden encontrar en mis días libres sean las salas de conciertos, la música en directo en este país la llevan en la sangre y da gusto disfrutar de tantísimos grupos emergentes, los cuales aquí sí que tienen cabida.

¿Qué es lo que más echas de menos de Valdepeñas?

Aunque suene a tópico echo de menos la comida, familia y los amigos. Sentarme con mis amigos en la Plaza o plazoleta Balbuena y pasar las horas o incluso no tener que quedar con nadie y acabar juntándote con mucha gente. La facilidad con la que te mueves, pudiendo ir andando a todos sitios y el no planear las cosas con horas de adelanto es algo que aun hoy día me choca cuando vuelvo al pueblo. Y como no la croquetas de mi madre...sin duda eso es lo que más.

¿Tienes la intención de volver a residir algún día en Valdepeñas?

No creo que vuelva a vivir a Valdepeñas, aunque nunca se puede decir “nunca”, pero acostumbrado al bullicio y a las mil ofertas de ocio y trabajo que tengo en Londres o en otras grandes ciudades, me costaría muchísimo volver a vivir allí. El refrán “nadie es profeta en su tierra” lo tengo muy presente y además siempre he querido más a Valdepeñas cuando la he tenido lejos, esa sensación de tener a algún sitio al que volver y que sea tu verdadera casa.

¿Qué piensa tu familia de tenerte tan lejos, te visita o vienes más tú a Valdepeñas?

Mi familia siempre me ha apoyado desde que salí con 18 años y sin saber una palabra de inglés, quizás ellos son el motivo por el que hoy este aquí y creo que el no haberlo hecho hubiera sido sin duda perjudicial para mí. Muchos de mis familiares me han visitado, aquí en Londres y en otros lugares donde he vivido, pero al final siempre he sido yo el que he vuelto más, obviamente, las tapas y el vinito no caben en la maleta, siempre es una buena excusa para llevar a algún amigo de fuera y enseñarle el mejor pueblo del Mundo.

Mil gracias a Advaldepeñas por su interés en los valdepeñeros del mundo y por el gran trabajo que estáis haciendo, acercándonos Valdepeñas un poquito a los que estamos tan lejos.